Hoy os traigo un bizcocho de avellanas, miel y Baileys, es una receta con muchísimo sabor, queda un bizcocho muy rico, meloso y con riquísimas avellanas italianas…. vamos que en cada bocado estás deseando que te toquen varios trocitos… y, además, lleva una ligera crema de baileys que lo hace fantástico para estas fiestas…  ¿Te apetece?

Bizcocho de avellanas miel y un toque de Baileys

 

Ingredientes para el bizcocho:

– 200 gr mantequilla

– 150 azúcar pura de caña Dark Brown

– 50 azúcar común

– 50 gr de miel

– 3 huevos

– 200 gr harina

– 1 cdta levadura

– 1 cda vainilla en pasta

– 2 cdas de leche

– 1/2 cdita de canela

– 100 gr. Avellanas italianas troceadas

– una pizca de sal

Ingredientes para la crema:

– 75 ml de baileys

– 200 ml de nata

– 3 hojas de gelatina



Lo primero que vamos a hacer es un almíbar de vainilla, ponemos en un cazo 50 ml de agua y 50 gr de azúcar, calentamos la mezcla hasta que el azúcar se disuelva y añadimos 1/2 cdita de vainilla en pasta, calentamos un poquito más, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Ahora a por la masa…

Precalentamos a 180 º

Batimos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar puro de caña y el azúcar común hasta obtener una mezcla cremosa y esponjosa, aproximadamente tenemos que batir durante unos 8-10 minutos, cuanto esté lista añadimos los huevos uno a uno sin dejar de batir, añadimos la miel, la vainilla en pasta, la canela, la sal y la leche y seguimos batiendo.

En un bowl aparte tamizamos la harina y la levadura, añadimos las avellanas italianas troceadas e incorporamos a los líquidos poco a poco y con una espátula.

Rociamos un molde de 20 cm con spray desmoldante , vertemos la mezcla y horneamos durante unos 40 min.

Unos 5 minutos antes de que esté listo abrimos el horno y con un pincel de silicona lo empapamos con almíbar y dejamos que se termine de hornear.

Mientras se hornea nuestro bizcocho nos vamos a preparar la crema de baileys…

Ponemos la gelatina en un recipiente y la cubrimos con agua (en unos cinco minutos estará lista), mientras calentamos el baileys con la nata (sin que llegue a hervir), una vez que esté lista la gelatina la echamos en el baileys con nata y dejamos que se espese un poco (no del todo)

Ponemos una hoja de acetato alrededor del molde y vertemos la crema….

 

bizcocho de avellanas

Dejamos que termine de espesar y ¡a decorar!

La decoración de esta tarta es muy sencilla… el protagonista es el bizcocho, así que nada de forrarlo 😉 que se vean bien los trocitos de avellana. Sólo vamos a necesitar un stencil con forma de copo de nieve y colorante en polvo metalizado color bronce.

Una vez que la crema ya esté cuajada colocamos el stencil sobre ella y con un pincel vamos distribuyendo el polvo por los huecos del stencil, al retirarlo nos quedarán unos copos tan bonitos como los de la foto :), si quieres hacer varios copos lava el stencil cada ver que vayas a utilizarlo, ya que si queda algún resto de polvo puedes manchar la crema y queremos mucho polvo brillante… pero sólo en los copos 😉

y ¡Lista! tarta terminada ¿Que os parece?

 

tarta de avellanas

 

 

Espero que os haya gustado 🙂

Un abrazo,

Mayte