Pocas cosas se pueden comparar al placer de saborear el bocado de un tierno y delicioso donut recién hecho. Y si es casero, la experiencia, además de enormemente reconfortante, es todo un lujo.

Es cierto que lleva algo más de tiempo que salir a comprarlos en caso de extrema emergencia, pero el sabor de los donuts caseros es, en mi opinión, incomparable. ¿Qué, te animas?

Receta de Donuts Caseros paso a paso

Ingredientes (para 20-22 donuts):

(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

Para la masa de los donuts:

  • 180 ml de leche entera, tibia
  • 80 ml de agua, tibia
  • 20 g de levadura fresca de panadería
  • 260 g de harina de fuerza
  • 130 g de harina de trigo normal (más harina extra para amasar)
  • 50 g de azúcar blanco
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 huevo + 2 yemas de huevo
  • 1 cucharada de miel suave (de azahar, p. ej) o azúcar invertido
  • 55 g de manteca de cerdo*
  • 500 ml de aceite de girasol

Para los glaseados:

 


Cómo hacer donuts caseros:

1. En un cuenco grande (puede ser el de nuestra amasadora eléctrica, equipada con el accesorio de gancho) colocamos los ingredientes secos (harinas, azúcar y sal) y mezclamos hasta combinar. Reservamos.

2. En un cuenco mediano, colocamos la leche y el agua templadas (IMPORTANTE: nunca calientes; el tacto se ha de asemejar a nuestra temperatura corporal) y desleímos la levadura. Removemos y dejamos reposar 1 minuto.

3. A continuación, agregamos el huevo junto con las yemas de huevo (ligeramente batidos), la miel (o azúcar invertido) y la mezcla con la levadura (punto 2) a la mezcla de ingredientes secos anterior (punto 1) y mezclamos con suavidad durante unos 5 minutos hasta combinarlo todo en una masa homogénea, aunque bastante pegajosa.

4. Seguidamente, empezamos a incorporar la manteca poco a poco, es decir, añadimos una cucharadita, amasamos y, cuando ésta se haya integrado, añadimos la siguiente y así hasta acabar con ella.

5. Una vez añadida toda la manteca, seguimos amasando unos 8-10 minutos más hasta conseguir una masa suave y elástica que se despegue con facilidad del cuenco.

(Si vamos a amasar a mano, transferimos la masa a una superficie de trabajo, ligeramente enharinada; la vamos estirando y doblando sobre sí misma una y otra vez durante unos 10 minutos hasta obtener una masa elástica y suave que no se nos pegue en las manos. Si aún ha quedado algo pegajosa, podemos ir añadiendo un poco más de harina, pero sólo una cucharadita cada vez antes de seguir amasando.)

6. Finalmente, damos forma de bola a la masa y la colocamos dentro de un cuenco ligeramente engrasado con anterioridad, lo cubrimos con film transparente y la dejamos reposar 1 – 1,5 horas en un lugar cálido y sin corrientes o hasta que duplique su volumen.

7. Pasado ese tiempo, transferimos la masa a una superficie de trabajo limpia y ligeramente enharinada y la desgasificamos plegándola y aplastándola con los nudillos varias veces, cubrimos con film transparente y dejamos reposar 10 minutos para que se relaje.

8. A continuación, la estiramos con ayuda de un rodillo de amasar, también enharinado, hasta conseguir unos 1 – 1,5 cm de grosor. Si vemos que la masa se resiste y se encoge al intentar estirarla, la dejamos reposar otros 5 – 10 minutos más.

9. Cortamos nuestros donuts con la ayuda de un cortador de donuts, también enharinado antes de cada uso, presionando bien y sin retorcer ni girar. Cuando ya no podamos cotar más, reagrupamos los recortes de masa sobrantes, estiramos de nuevo y volvemos a cortar todos los donuts que podamos.

10. Colocamos cada donut sobre un trozo de papel vegetal de hornear individualmente y los depositamos sobre una bandeja, los cubrimos con film trasparente (ha de quedar holgado, sin apretar) y los dejamos reposar en las mismas condiciones que la vez anterior durante unos 40-45 minutos más.

11. En un recipiente con al menos 6-7 cm de profundidad, calentamos el aceite de girasol a fuego medio hasta los 160ºC – 165ºC

En este paso es muy útil contar con un termómetro de cocina; si nos quedamos cortos, pueden quedarse crudos, pero si nos pasamos, nuestros donuts se quemarán por fuera

12. Para freír los donuts, los manipularemos siempre ayudándonos del trozo de papel que hemos colocado en la base para evitar que se deformen. Los introducimos en el aceite (sólo los donuts, no el papel) y freímos primero por una cara durante unos 20-25 segundos y después por la otra 20 segundos más aproximadamente.

Es importante prestar toda la atención al color que vayan cogiendo, pues se queman con mucha rapidez, por lo que no es conveniente freír más de 2 donuts al mismo tiempo.

13. Los vamos sacando con una espátula plana y los depositamos sobre una rejilla cubierta con papel de cocina para que absorban el exceso de aceite, donde los dejaremos enfriar antes de aplicar el glaseado.

donuts_1

Para glasear los donuts caseros…

En función de la cantidad de glaseados que vayamos a preparar, necesitaremos varios cuencos con capacidad suficiente para sumergir los donuts cómodamente.

Con chocolate:
1. Fundimos el chocolate junto con la manteca de cacao (en caso de usarla) o bien al baño María o en el microondas (a potencia media e intervalos de 15-20 segundos para evitar que se queme), removiendo con frecuencia hasta que adquiera una textura homogénea.

2. Dejamos templar a temperatura ambiente durante unos 20-25 minutos para que al aplicar sobre el donut se mantenga en la superficie y no gotee en exceso. También podemos acelerar esta espera si lo introducimos unos minutos en el frigorífico.

Con Azúcar:
1. Mezclamos el azúcar glas con el agua hasta que quede todo bien combinado y sin grumos.

2. En caso de utilizarlo, añadimos el colorante el tono elegido poco a poco (yo suelo utilizar la punta de un palillo) hasta conseguir el color deseado.

Finalmente, sumergimos una de las caras del donut en el glaseado y los vamos colocando sobre una rejilla con el glaseado en la cara superior hasta que éste se solidifique.

Decoración de los donuts caseros:

Adicionalmente, podemos añadir nonpareils, fideos de azúcar, de chocolate, sprinkles variados, mini nubes, frutos secos troceados o hasta donde llegue nuestra imaginación. Eso sí, siempre antes de que el glaseado se haya solidificado por completo.

Sólo podremos disfrutar de nuestros donuts frescos y tiernos el primer día, pero si los mantenemos resguardados del aire en un recipiente hermético, podremos saborearlos un par de días más.

  donuts_2-2  donuts_5

Notas:
– *La manteca de cerdo se puede sustituir tranquilamente por mantequilla (no margarina), siempre blandita (punto pomada), aunque la textura final variará ligeramente.
– **La manteca de cacao es opcional, pero ayudará a que, una vez solidificado el chocolate éste quede más crujiente. Generalmente, la proporción más común añadir el 10% del peso de chocolate en manteca de cacao.
– La miel o el azúcar invertido (si no queremos añadir sabor) contribuyen a que nuestros donuts queden más tiernos y aguanten más tiempo sin resecarse, pues ayudan a retener la humedad de la masa.
– En lugar de un cortador de donuts, también puedes utilizar dos cortapastas redondos de diferentes diámetros (7,5 y 3,5 cm aprox.).
– Al cortar los donuts, no se te ocurra deshacerte de los círculos pequeños de masa; los puedes freír también e incluso rellenar, una vez fríos, con crema de cacao, crema pastelera, mermelada, etc. Genial ¿verdad?

Espero que os animéis y probéis a preparar vuestros propios donuts caseros. Aunque si se corre la voz, es posible que no hagáis otra cosa durante una temporadita…
Un saludo y feliz semana.

Rosa

Resumen
recipe image
Receta
Donuts Caseros
Publicado en
Valoraciones
41star1star1star1stargray Based on 13 Review(s)