¿Tienes calor? Tengo la solución perfecta para ti: Helado de Pistacho con Almendras laminadas. ¿A que suena bien? Pues sabe mejor ;).Puedo decirte que es uno de los helados más ricos que he probado, ¡qué te voy a decir yo si los pistachos son unos de mis frutos secos favoritos! y, en su versión helada, son de lo más refrescante 🙂

Verás que este helado está hecho con un azúcar que quizás no sea muy común: el azúcar invertido. Este azúcar líquido, tiene un poder endulzante un 30% mayor que el azúcar granulado, lo que le viene de perlas al pistacho, ya que potencia su sabor.  Entre sus propiedades también destaca que evita que el helado cristalice, esto hace que obtengamos un helado más suave y cremoso del que es más fácil sacar bolas una vez congelado. Y eso es algo que nos encanta, ¿verdad?

Vamos a ello, verás que no es nada complicado hacer un buen helado de pistacho en casa.

 

Helado de Pistacho y Almendras laminadas

Ingredientes:

– 200 ml de nata para montar

– 125 ml de leche

– 2 yemas de huevo

– 25g de azúcar invertido

– 80g de azúcar granulado

– 1 cucharadita de almidón de maíz (maizena)

– 1 cucharada de pistacho en pasta (puedes ponerle un poco más dependiendo de la intensidad de sabor que quieras darle al helado)

– Almendras laminadas para decorar

 

Elaboración del helado de pistacho:

– Primero vamos a elaborar nuestra crema de base. Para ello, ponemos la leche a calentar en un cazo (reservando un dedo) a fuego medio.

– Mientras tanto, en un bol, echamos el azúcar granulado, la maicena y removemos con unas varillas para mezclarlos bien.

– Añadimos  la leche que habíamos reservado a la mezcla de azúcar y maicena y  mezclamos.

– Agregamos el azúcar invertido y removemos bien hasta integrarlo.

– Agregamos las yemas de huevo de una en una, integrando bien la primera antes de echar la segunda.

– Cuando la leche hierva, vertemos sobre ella la mezcla anterior mientras removemos constantemente hasta que la crema espese. No debemos dejar que hierva.

– Apartamos nuestra crema del fuego y la pasamos a un cuenco, que taparemos con film tocando la crema (a piel) para que no haga costra. La dejamos reposar en la nevera hasta que enfríe.

Una vez que la crema enfríe notarás que tiene más consistencia.

– Una vez la crema ha enfriado le añadimos la pasta de pistacho y removemos hasta que se integre bien.

– Montamos la nata, que quede bien firme (a punto de nieve) y la añadimos poco a poco y con movimientos envolventes.

– Si tienes heladera, bate la mezcla en ella durante unos 20-25 minutos. Después pasa el helado a un recipiente hermético y déjalo reposar en el congelador durante al menos una hora, hasta que coja la consistencia final de un helado.

– Si no tienes heladera, pasa la mezcla directamente a un recipiente hermético y congela, removiendo cada 30 minutos, para que el helado de pistacho vaya espesando, coja cuerpo y adquiera la consistencia final de un helado.

– Cuando sirvas el helado, esparce las almendras en láminas sobre él. Puedes tostarlas previamente si lo prefieres.

¿Has visto qué sencillo? Solo hace falta tener un poquito de paciencia a la hora de dejar que coja consistencia en el congelador.

Podrás encontrar los ingredientes y las preciosas copas de helado que he usado para la receta en My Karamelli.

 

¡Hasta la próxima receta!

 

Ana Cristina

 

 

Resumen
recipe image
Receta
Helado de Pistacho
Publicado en
Valoraciones
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)