Decorar huevos de pascua es una tradición divertidísima, hay mil formas de decorarlos y este año he decidido decorar mis huevos de pascua de chocolate con isomalt, una decoración fácil y sencilla para hacer unos huevos de pascua originales.

Huevos de pascua decorados con isomalt

 

atemperar chocolate

 

Primero vamos a atemperar el chocolate para que nos quede un chocolate brillante, liso, crujiente y más resistente a los cambios de temperatura, para atemperarlo en el microondas, si es chocolate negro, hay que fundirlo a 45-50 º, luego enfriarlo a 28-29 º y atemperarlo (volverlo a calentar) a unos 32º

Para enfriar el chocolate guarda la tercera parte de las gotas de chocolate que vayas a derretir y viértelas sobre el chocolate fundido a 50º o coloca el recipiente con chocolate dentro de una fuente con agua fría y hielo, en ambos casos tienes que ir removiendo el chocolate hasta que baje la temperatura, por eso es súper útil utilizar un termómetro con la espátula incorporada.

Si en lugar de chocolate negro quieres hacer los huevos de pascua de chocolate con leche o chocolate blanco las temperaturas para atemperar el chocolate serían otras, para el chocolate con leche fundido entre 40-45º, enfriado entre 27-28 º y atemperado en 28-29 º, para el chocolate blanco fundido a 40 º, enfriado a 26-27 º y atemperado en 28-29º

Una vez que tenemos listo el chocolate vertemos un poco en el molde de huevo y vamos girando lentamente el molde hasta que el chocolate lo haya cubierto por completo… si queda demasiado chocolate en el huevo dales la vuelta para que vaya cayendo el excedente.

huevos de chocolate

 

Cuando tenemos el molde relleno de chocolate lo dejamos enfriar y metemos nuestras golosinas favoritas… yo he puesto ositos de Haribó… tan tiernos y ricos que no he podido resistirme 🙂

Para pegar las dos partes del huevo puedes poner un poco de chocolate fundido en los bordes para que actúe de pegamento, pero yo prefiero hacerlo de una forma más sencilla, voy acercando (con mucho cuidado) la llama de un mechero a los bordes para que se derritan ligeramente y pego las dos mitades 😉

Cuando ya está el huevo pegado lo dejamos enfriar nuevamente y  si ha quedado alguna imperfección en las uniones las raspamos con un cuchillo para que nos queden lisitas.


huevos de pascua originales

Ahora a decorar con isomalt…

Ponemos el isomalt en un cuenco de cristal y lo derretimos en el microondas hasta que alcance los 180- 190 ºC cuando esté derretido lo podemos colorear con cualquier colorante en pasta o en gel… una vez que lo tenemos coloreado lo derramamos sobre el molde de silicona y rápidamente pasamos una rasqueta metálica por la superficie del molde.

Para colorear el isomalt coge una brocheta, introduce la punta en el colorante y luego en el recipiente con isomalt, es preferible que utilices una brocheta por que es más larga que un palillo y como el isomalt está tan caliente puede chisporrotear un poco cuando le añadas el colorante… ya sabes hay que tener mucho cuidado al manipular caramelo…

El secreto para que las decoraciones te salgan perfecta es que el isomalt tiene que estar completamente líquido cuando lo pones sobre el molde para que, al pasar la rasqueta quites el excedente fácilmente y sólo quede isomalt en los huecos de las figuras.

 

decoraciones con isomalt

Dejamos enfriar y con mucho cuidado desmoldamos las decoraciones, ya sólo nos queda pegarlas con un poquito de isomalt derretido a nuestros huevos, echarle imaginación y decorar nuestros huevos de pascua de forma original ¿Te gustan?

 

huevos de pascua originales

 

Espero que os haya gustado 🙂

Un abrazo,

Mayte