Hoy nos ha llegado el “sin azúcar glas” de Dayelet un endulzante ideal para las personas diabéticas o para las que quieran seguir una dieta baja en calorías  pero… se pierden por un dulce 😉

En cuanto llegó a mis manos pensé ¡ Tengo que probarlo ! ¿Quedará un regusto raro? ¿servirá para la elaboración de cualquier dulce? y pensando pensando me dije pues ya que esto va de light vamos a hacer suspiros de merengue, ya que este postre no tiene nada de grasa y lo único que engorda es el azúcar 😉 que ahora sustituimos por “sin azúcar glas”

En las indicaciones de el “sin azúcar glas” de Dayelet reza que se puede sustituir total o parcialmente el azúcar glas normal de todas las recetas, yo he sustituido toooodo el azúcar y han quedado unos suspiros de merengue riquísimos… si os animáis a hacerlos os dejo el paso a paso ¡ Son súper fáciles de hacer !

 

Merengue receta… ¡ suspiros light !

 

Ingredientes:

– 2 claras de huevo

– 120gr de “sin azúcar glas Dayelet”

-1/2 cdita cremor tártaro

– Unas gotitas de esencia Chef Delice (la que prefiráis)

Colorante alimentario en gel

 

En el bol de nuestra batidora, completamente limpio y sin resto alguno de grasa, ponemos las claras y comenzamos a batir a velocidad media, cuando espumen les agregamos 1/2 cdita de cremor tártaro, una pizca de sal y unas gotitas de esencia (yo he utilizado esencia de melón para los suspiros amarillos y esencia de fresa para los rosas y chocolate blanco para los verdes).

Subimos la potencia al máximo e incorporamos poco a poco, en forma de lluvia, el “sin azúcar glas”, batimos hasta tener un merengue consistente y añadirmos  el colorante alimentario en gel .

Una vez listo nuestro merengue lo colocamos en una manga desechable con una boquilla lisa o rizada y sobre papel de cocina  hacemos los merengues, hay que dejar un poco de separación entre ellos ya que luego crecen un poquito. Horneamos a 100ºC -120ºC (más que hornear queremos secarlos) entre 60 a 120 minutos dependiendo del tamaño, una vez pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos que los suspiros se enfríen dentro.

Y ahora… a merendar sin engordar 😉

 

Merengue receta al horno

Merengue receta al horno