La de hoy es, verdaderamente, una combinación ganadora en cuanto a sabores de polos o helados se refiere: Polos de yogurt con arándanos y muesli. Reunir en un solo polo la suavidad y cremosidad del yogur griego, el extra de textura que aporta el muesli y el increíble sabor y frescura de los arándanos —desde siempre, mis frutos del bosque preferidos— en versión helado es, sin duda, una excelente manera de hacer frente al calor que se nos viene encima y un placer como pocos.

Y por si todo lo anterior no fuera suficiente aliciente, ¿qué te parece si te digo que en 10-15 minutos y sin complicaciones los tienes ya en el congelador? Después de la necesaria (dolorosa, pero necesaria) espera para que se alcancen una perfecta congelación, sólo queda disfrutar de un bocado realmente sublime.

No sólo resultan preciosos, con ese clásico diseño de toda la vida y esos colores; son tan completos, que hacen las veces de un auténtico desayuno, una merienda espectacular o un refrigerio de lujo. ¿Te vas a perder semejante experiencia? No te lo recomiendo…

Receta de Polos de Yogurt con Arándanos y Muesli

 

Ingredientes :

(para 4 polos de 60 ml)

(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

• 125 g de yogur griego natural (no azucarado)
• 2 cucharadas (30 ml) de azúcar invertido
• 75 g de arándanos frescos o congelados
• 25 g de azúcar blanco
• 1 cucharadita (5 ml) de zumo de limón
• 15 g de muesli (yo lo he utilizado sin azúcar añadido)


Elaboración de los polos de yogurt griego, arándanos y muesli…

1. Colocamos los arándanos, el azúcar blanco y el zumo de limón en un cuenco mediano, mezclamos con suavidad con ayuda de una espátula de silicona y dejamos reposar unos 10 minutos. (Para un efecto más colorista y un sabor más intenso, también podemos aplastar algunos de los arándanos.)

2. En un cuenco aparte, colocamos el yogur griego y el azúcar invertido y mezclamos con suavidad hasta combinar por completo y conseguir una mezcla suave y cremosa.

polos_yogur_arandanos_muesli

3. A continuación, rellenamos los moldes para helado intercalando una cucharada colmada de la mezcla de yogur seguida de otra de la mezcla de arándanos (jugos incluidos) y continuamos alternando ambas mezclas hasta llegar al borde.

4. Seguidamente, golpeamos ligeramente los moldes contra el banco de la cocina para liberar cualquier burbuja de aire que haya podido quedarse atrapada en el interior, cerramos los moldes e introducimos en el congelador durante unas 1 ½ – 2 horas.

5. Pasado este tiempo, añadimos el muesli, repartido entre los 4 moldes, y removemos sólo lo justo para mezclar (yo suelo usar un palillo o una brocheta). Cerramos de nuevo, colocamos el palito y volvemos a introducir en el congelador durante 4-6 horas más (mejor incluso toda la noche).

6. Una vez perfectamente congelados, desmoldamos y servimos de inmediato.

polos_yogur_arandanos_muesli_2 polos_yogur_arandanos_muesli_3
Notas
– Los moldes de silicona facilitan enormemente la tarea de desmoldado, pero en caso de utilizar moldes para polos de otro material o que tengan un formato vertical, es posible que a la hora de desmoldar nuestros polos necesitemos ayudar un poco en el proceso para no quedarnos con el palito en la mano (especialmente en el caso de los polos tipo cremoso). Bastará con sumergir los moldes empleados en agua templada durante unos 10-15 segundos hasta que los polos salgan con facilidad.

– Se conservan congelados hasta 2 semanas.

¡No me digáis que no os zamparíais los 4 de una sentada! Feliz y refrescante semana.

Un saludo,

Rosa